Olvidarse del fotógrafo

Para salir bien en una fotografía lo más importante es olvidarse del fotógrafo. Puede parecer una contradicción pero es así. Desde mi punto de vista de fotógrafo documentalista no hay nada como una fotografía que capte el momento, que capte la verdad y la esencia de las personas.

Una boda es un acontecimiento que, ya de por sí, conlleva muchos momentos mágicos y escenas inolvidables. Siempre digo que lo mejor es disfrutar de la misma, ya seas protagonista o invitado, olvidarse del fotógrafo y vivir cada momento intensamente. Mi trabajo consiste en captar cada momento y a las personas tal y como son. De esa forma las fotos resultarán auténticas y desbordarán toda la magia que cada persona contiene.

Atentos a la cámara

Lejos de lo que pueda parecer, el estilo que llevo a la práctica supone un reto por lo complicado que resulta. Ya que es una ardua tarea estar pendiente de cada momento y de cada situación para captar lo mejor de cada boda.

Pero, al margen de eso, una dificultad añadida supone el hecho de que muchas personas no están acostumbradas a este estilo de fotografía. Contemplando siempre el estilo tradicional en el que todo está medido y preparado. Estas personas, en cuanto me ven acercarme con la cámara, se ponen alerta y ponen cara de pose, restando toda la magia al momento o al gesto espontáneo y natural que pretendía captar.

¿Cómo me pongo?

Una de las frases que se suelen escuchar en las bodas es esa: ¿cómo me pongo? Me lo dicen muchas veces cuando me dispongo a hacer una foto a alguien, o a un grupo de personas. Y, ciertamente, para salir realmente bien en una foto lo mejor es ponerse como uno más se identifique, como más cómodo se sienta. Lo ideal, como digo, es no posar, es no estar pendiente del fotógrafo, así saldrá toda tu esencia en esa instantánea. En cambio, ya puestos a posar para la foto, saca lo que lleves dentro. se tú mismo, no dejes que nadie te diga cómo te tienes que poner. Pues el resultado será una fotografía sin alma.

Estos son unos pequeños consejos basados en mi experiencia como fotógrafo de bodas. Y no hay foto más bonita que aquella que capta la espontaneidad y la naturalidad de cada persona.

Espero que os haya gustado y, recordad, ser vosotros mismos en cada momento y en cada foto.

No hay nada como compartir lo que te gusta…

Deja un comentario

© Fotografía de bodas felices ♥ Aviso legal | Política de privacidad