Contratar a un fotógrafo de bodas

Hoy quiero hacer una defensa de la fotografía profesional, de aquello a lo que me dedico.

Con la proliferación de los smartphones todos hacemos fotos constantemente, guardamos un recuerdo de cualquier cosa. Es algo que me parece maravilloso, ya que amo la fotografía. Pero en mi opinión, esto conlleva dos consecuencias en lo que a la fotografía de boda se refiere.

En primer lugar, no siendo yo precisamente un defensor de la parte más técnica y estética de la fotografía. Ya que apuesto mil veces más por guardar un buen momento que por una fotografía perfecta técnicamente pero sin alma. No obstante, me da mucha pena que muchas personas piensen que con las fotografías que hagan los invitados con sus smartphones tendrán un reportaje aprovechable. Al margen de que no van a estar en cada momento en la mejor posición, los resultados técnicos dejan mucho que desear. Puede parecer que en la pantalla de un móvil la foto se ve estupenda, pero hay que ser serios y no atreverse a comparar un equipo profesional con la cámara de un móvil. Es algo que sinceramente, me da mucha pena. Pues de uno de los días más importantes en la vida de una pareja que se ama es bastante triste que no tengan un reportaje con una mínima calidad.

En segundo lugar, asistir a un evento tan bonito e importante para estar pendiente de hacer fotos en lugar de disfrutar del momento es algo que no logro comprender. Y eso se hace extensible para cualquier evento, no sólo una boda. Ir a un concierto por ejemplo, al margen de hacer un par de fotos de recuerdo, para estar continuamente haciendo fotos es desaprovechar el espectáculo. Así como estar en una boda haciendo fotos es no vivirla intensamente, y eso que merece mucho la pena asistir y sentir en una boda. Por otro lado, encargar a uno o varios invitados que se dediquen a hacer fotos es algo que tampoco entendería, yo no invitaría a alguien a mi boda para hacerla trabajar y no disfrutar plenamente del evento. Ya puestos, les decimos que se sirvan ellos los platos.

En definitiva, valorar como se merece el trabajo de un fotógrafo de bodas es un acierto y algo de lo que seguro no os arrepentiréis cuando pase el tiempo y podáis disfrutar de esos recuerdos.

No hay nada como compartir lo que te gusta…

Deja un comentario

© Fotografía de bodas felices ♥ Aviso legal | Política de privacidad